Ya tenía tiempo que no escribía algo sobre League of Legends, así que decidí aprovechar el final e inicio de la temporada. LoL y yo tenemos una relación de amor-odio (como todos, siendo honestos). Y aquí entre nos, yo soy mala en League. Llevo jugando desde principios de la season 6 y no tengo mucha idea del juego. La verdad es que no le dedico tanto tiempo, juego de vez en cuando si tengo tiempo libre y la oportunidad. Ustedes dirán: esta mujer no juega muchos videojuegos, obviamente no va a ser buena, no debe estresarse. Tienen razón, no debo estresarme al respecto. Ese es el tema del que quiero hablar hoy.

Hay ideas encontradas sobre LoL. He escuchado que es un juego muy fácil y malo y otras personas me han comentado que se divierten montones. Si me preguntan a mí, es un juego complicadamente divertido. Ok, tal vez no es complicado pero lo es para mí. Es un juego con casi 140 campeones, mapas y modos de juegos diferentes. Cada campeón tiene 5 habilidades que debes aprender qué hacen. Después de dos años, sigo sin aprenderme todo lo que sucede en League. A todo esto hay que agregar el nuevo sistema de runas que implementaron, no tan confuso pero con infinidad de combinaciones. Puede llegar a ser abrumador.

Es aquí donde entra mi consejo LOGLA del día. Disfruten el juego, lo demás llegará con el tiempo y si no llega, ¡no importa! Yo he optado por la filosofía que aprender el juego es importante pero divertirse lo es más. Sí, de vez en cuando me seguiré frustrando porque mis amigos son mejores que yo (llevan jugando desde la season 2) pero si lo tomo todo con una filosofía más tranquila, iré aprendiendo poco a poco.

Después de hacer el parche de pretemporada lo primero que hice fue crear mis nuevas páginas de runas solita (con una pequeña asesoría de mi dúo y de nuestro querido Lukkilalá). Y me di cuenta que no fue tan difícil, muy confuso pero no tan aterrador como creí. Y dentro de mí, fue mi pequeño logro del día: crear las runas para mis mains sin demasiada ayuda. Lo mejor no fue crearlas si no, entenderlas igual.

En los dos años que llevo jugando, nunca he rankeado. No estoy tan interesada en rankear y entrar al lado competitivo, mi objetivo es divertirme más relajada. Con el tiempo fui notando que realmente no soy mala en el juego, estoy aprendiendo y cada día se pueden mejorar en diferentes cosas. Nuevos campeones, nuevas runas, nuevo meta y esforzarse por mejorar nunca debe superar la manera en la que disfrutas un juego. Las clasificatorias son gusto de cada jugador, si te sientes listo y crees que es lo tuyo, adelante. Por mientras, les deseo suerte en la nueva temporada en su camino de Bronce a Challenger.

Sobre El Autor

Arquitecta |Fotógrafa de día |Gamer de noche |Escritora en el intermedio |México

Artículos Relacionados