Ya sabemos que el porcentaje de chicas en las comunidades gamers son más bajas que las de los chicos. Personalmente, son muy pocas las oportunidades en las que puedo jugar con más chicas porque dentro de mi círculo no conozco muchas (apenas unas 4). Aun así, he notado que las mujeres tienen una extraña tendencia a competir entre ellas solo por ser… mujeres. Es una competencia muy poco sana, y que involucra comportamientos y palabras tóxicas.  Por eso, hablaremos de la sororidad.

La sororidad es la solidaridad entre mujeres. Como nos apoyamos, contenemos y defendemos entre nosotras al ser una minoría. Y no nos equivoquemos, esto no quiere decir que vayamos a respaldar cualquier acción que haga otra solo por ser una chica. Se trata de tenernos respeto y amor, entendiendo que somos más propensas a discriminación y a malos tratos en un determinado entorno.

Es muy triste toparse con otras mujeres jactándose de sentir la necesidad de ser antipáticas o de mirar en menos a la otra solo porque es mujer. IGUAL QUE TÚ. Todas sabemos que dentro del mundo de los videojuegos se nos discrimina. ¿Por qué entonces sumarse a esto?

¿A cuántas streamers juzgaste solo por la cantidad de piel que mostraban? Es problema de ellas si les gusta usar escote. ¿En qué te afecta? Hace un tiempo leía gente quejándose de que solo vendes como streamer si eres mujer y usas “poca ropa”. Sin embargo, los streamers más populares y que más ganan dedicándose a eso, son hombres.

 ¿A cuántas jugadoras tratas con desdén solo para quedar bien dentro de tu grupo de amigos? ¿Pones en duda que una chica sea realmente gamer solo porque es bonita o por los juegos que juega? Son todas conductas que aportan a esta discriminación constante y de la que probablemente igual no te vas a salvar solo por pertenecer al grupo que la ejerce.

No nos estereotipemos. En términos de personalidad y en gustos, no necesitamos seguir un patrón que nos defina como gamers reales. A una chica gamer puede gustarle maquillarse y sacarse fotos. Así como también puedes ser una chica gamer a la que no le gusta y eso está bien también. Lo divertido de ser personas, es que existen diferencias y no somos bidimensionales en aspectos de personalidad. Aceptemos estas diferencias en vez de juzgarnos por ellas.

Estereotipos y odio gratuito

Personalmente, he jugado videojuegos desde que tengo memoria. La primera vez que me metí a jugar de manera competitiva online, fue en el Quake 2 cuando tenía aproximadamente 11 años. Desde entonces he sido muy activa en el mundo de los juegos multiplayer y he pasado por varios. A la fecha no ha existido ninguno en el que al comienzo no se me haya juzgado por ser chica y/o tratado como una especie de unicornio extraño.

Aquellos que te subestiman. Que creen que llegas a jugar solo para recibir regalos o algún trato especial por ser chica; esos que automáticamente te tachan de “mala” por ser mujer. Una vez jugué una partida personalizada en League con amigos y otra gente “x” en el team contrario. Me tocó ir mid, fui con Orianna. Me fue bien. “¿Quién es esa Orianna?” (estábamos en TS), por supuesto yo contesté. Me responde: ¡mentira, no puedes ser mujer! ¡Las mujeres no juegan bien!

Mi cara en ese momento

Estamos constantemente probándole al resto que los videojuegos realmente son una hobby o pasión porque te miran con escepticismo.

Es más triste todavía cuando este tipo de “acusaciones” vienen de mano de otras chicas. Estas mismas chicas probablemente también han sido discriminadas anteriormente, y de todas maneras tratan de defender el “territorio” que integran mostrándose hostiles hacia chicas nuevas que quieran formar parte de él.

En vez de reproducir estas conductas, pasemos un rato agradable jugando o en los eventos. Dejemos de lado la toxicidad, el slut shaming y los comportamientos que solo perpetúan estos estereotipos. Hagamos que las comunidades y los ambientes sean más agradables para que más chicas se sientan bienvenidas y participen.

Dejemos de buscar dobles intenciones en las actitudes de otras chicas y si nos topamos con estas malas costumbres, no seamos parte de ellas. Al ser un mundo tan dominado por hombres, hay muchas chicas que empiezan a jugar ya mayores. No las molestemos porque no saben jugar o son malas. Mejor enseñemos y tengamos paciencia. ¡Ninguna nació siendo experta!

Las mujeres cada vez se abren más paso en la industria de los videojuegos en todos los sentidos. Apoyemos y fomentemos nuestra participación de manera sana. Crear espacios favorables para que sigamos creciendo en la comunidad, es responsabilidad de todos aquellos que somos parte de la misma. <3

Sobre El Autor

Traductora en inglés y japonés. Diseñadora gráfica. Chica mágica amante de los videojuegos, el manga y la ilustración.

Artículos Relacionados