Los Juegos, ¿te consumen la vida y la responsabilidad?

¿Cuántas veces te han dicho que jugar es perder el tiempo?, probablemente si tu familia tiene a la cabeza padres orgullosos de sus trabajos y de sus estudios profesionales, que insisten en su responsabilidad como adultos se te pegue quizás pasaste por una buena cantidad de malos ratos a lo largo del tiempo en que te has desempeñado en tus juegos favoritos.

Hoy tu servidor (que tiene una carrera pero que no deja de estudiar y trabajar) te escribirá sobre esto para reflexión y para tener un argumento que te sustente a la hora de encarar y decir que no estas tirando tu vida estudiantil o profesional a la borda.

El tema es amplio y data de muchas situaciones diferentes, recalco que no hablare solo de videojuegos porque hay un amplio mercado de entretenimiento y por ende produce las mismas situaciones. Yo jugué durante los estudios de mi primera carrera los juegos de cartas Magic y Yu-gi-oh!, todas las tardes entraba al café para batirme a duelo con la tribu urbana en la que me había marcado, eran horas de juego muchas mas derrotas que victorias y al mismo tiempo los estudios, la pasión era tan ardiente que no lograba entender porque perdía mas que ganar y dedique mas tiempo en entender que pasaba y me di cuenta que en ambos juegos (mas sobre todo en el yu-gi-oh!) existe algo llamado META.

No hablaremos sobre lo que es el META porque no nos compete hoy, lo resaltante del asunto es que tome tiempo que no tenia y dinero que tampoco tenia para poder entender lo que era el META y poder pertenecer a el, eso me quito tiempo de caridad con mi novia de aquel momento y mis amigos, porque no tenia tiempo de salir o dinero que gastar con ellos y costo fuertemente la relación y mis notas bajaron dramáticamente.

Lo que paso no fue culpa del juego, fue todo culpa mía, invertí de forma incorrecta mi dinero y el tiempo para disfrutar de lo que me gusta y para hacer las demás cosas, fue dinero mal invertido por no conocer el mercado clandestino de cartas y el movimiento del META que cambiaba cada tanto tiempo, una verdadera lata saber que la carta que compraste a un valor de 10$ americanos terminara baneada (Prohibida) en torneos o  simplemente que desapareciese del META y muchas situaciones mas.

Pongo este ejemplo para que vean que no solo invertí mal el tiempo sino que también mi dinero por ignorancia, pero esto se debe a las prioridades que yo me impuse en ese momento. Sin darme cuenta priorice las cartas ante todo lo demás.

Entrando en el tema de las prioridades nosotros siendo jóvenes no vemos a veces las cosas que necesitamos simplemente lo que queremos en el momento y nos confundimos, cosa que me ocurrió, pero teniendo en claro que es lo que quieres para tu vida aprendes a ver lo mas importante que es tener el control.

En los videojuegos puede ocurrir casi lo mismo quizás a mayor o menor medida (es relativo de cada persona y videojuego) pero el tiempo que inviertes cuando no lo tienes de verdad es irrecuperable, yo entendí que debía cambiar, no deje de jugar pero acepto que la marea eufórica de los duelos disminuyo pero no deje de jugar, simplemente me responsabilice de mis deberes, mi carrera, la nueva chica que llego a mi vida, mi familia y mis amigos. Todo en buen manejo del tiempo.

Si se argumenta cosas como: “¡Pero mi papa bebe todos los fines de semana y mi mama va al bingo todos los jueves!”, te digo que aprendí a la mala que uno debe ser único e incomparable en esta vida, sobre todo cuando hay competencia en el estudio o trabajo, a pesar de que tus papas te criaron uno se forja por sus propias experiencias y lo que ellos hagan no debe trascender completamente en ti, quizás ellos hacen todas esas cosas porque no te han fallado en tu educación y alimento y es su manera de obtener ocio.

Luego aprendí que la madurez no se trataba de no ver “muñecos chinos” como dicen mis papas o de no jugar, se trataba de ser responsable con tus obligaciones, de encarar tus deberes y no permitir ningún vicio, es completamente normal que a veces fallemos pero nos diferencia bastante de muchos que nos demos cuenta de nuestros errores y corrijamos.

Si eres trabajador, estudiante, ambos, o cualquier cosa que te mantenga en guardia recuerda que mereces tu tiempo de ocio como lo quieras tener, ya sea jugando o saliendo al boliche o la rumba, mientras tu sepas que nada de eso afectara tu desempeño en lo que haces todo estará bien.

Si sientes que tu balanza entre el deber y la diversión esta mal pero lo ignoras a propósito, yo te entiendo lo difícil que es parar solo un momento, lo difícil de colocar ciertas cosas de primero, pero aun así quizás hoy no lo entiendas, de la experiencia se construye el hombre y la mujer, nadie puede decirte que hacer, yo solo te pido que vivas y aprendas de tu alrededor. No te arrepientas del pasado y camina hacia el futuro.

“Tu juegas el juego, no es el juego el que juega contigo…”

Sobre El Autor

Venezolano/ Lcdo. Diseño Gráfico, estudiante de Ingeniería electrónica, jugador de LOL, cazador de poder y conocimiento.

Artículos Relacionados