La semana pasada anunciaron que Kim “Geguri” Se-Yeon iba a formar parte de Shanghai Dragons en Overwatch League, siendo así la 1ra y única mujer Pro Player de Overwatch.

No es la primera vez que ella causa éste revuelto en redes del mundo y de su país, Corea del Sur. Pro Players la acusaron de “cheater” en el 2016 y fue un escándalo, no creían que una mujer podría jugar así. Le tocó pasar el mal rato y comprobar que su habilidad era innata. Blizzard de Corea la legitimizó y logró así seguir compitiendo.

En varias culturas del mundo no se cree que las mujeres pueden estar a la par de los hombres, muchas veces limitando las cosas que ellas pueden hacer de niñas. Las nuevas generaciones tienen padres de mente más abierta… pero es muy común aún escuchar el – mujeres a la cocina –. Algunos bromean al respecto pero muchas vivimos esa expectativa.

Iconos femeninos

Además de Geguri, hay otra mujer que hizo noticias éste año:

Scarlett de Starcraft II

Sasha “Scarlett” Hostyn

Scarlett abrió un camino para las mujeres Pro Players, además de ser participante en competencias de Starcraft II de alto nivel, ha quedado campeona en varias ocasiones. Éste mes ganó en el Intel Extreme Masters llevándose otra victoria para Canadá.

¿Dónde están las gamers?

Da la sensación de que cada vez hay más mujeres en el gaming pero en números somos una minoría. 16% de Overwatch es público femenino, haciéndolo uno de los juegos de RPG y FPS donde hay más mujeres. Siguiéndolo está League of Legends en 10%.

Son varias las razones para que haya tan poco público femenino: la publicidad, por décadas, a estado enfocada hacia los hombres; la toxicidad de la comunidad gamer es muy fuerte, en especial hacia las mujeres; etc.

Esto no impide que muchas sigamos jugando y escalando líneas.

 

Así que chicas… ¡juguemos más, juguemos mejor!

Chicos… ¡a apoyar a las chicas gamers!