Desde Drácula hasta el Hombre Lobo, muchos mitos o leyendas han tomado representación hoy día desde los cines hasta en cuentos. Algunos se desvirtualizaron, otros tomaron forma, pero muchas de estas historias conocidas no son sino, traídas de otras culturas, de otro continente. Aquí en Latinoamérica tenemos las nuestras y en este mes de Terror, el cual LOGLA te ofrece una variedad de cosas increíbles (revisar la publicación de Nicks).

 El mito que les traigo es conocido en Argentina y Paraguay, desde mucho antes de la llegada de los conquistadores, se extendía por las regiones, El Lobisón. Es el séptimo hijo de una pareja, el cual los viernes a las 12 de la noche. Se alejaba de los poblados para refugiarse, completamente aislado, en la oscuridad de los montes, para comenzar el ritual a la hora señalada. Es una versión completamente opuesta a la del Hombre Lobo europeo, y con la llegada de los colonos se utilizó de forma católica para que la gente bautice a sus hijos. En la dieta de esta criatura se encontraban los niños no bautizados.

 Su apariencia es como la de un perro negro, pero a diferencia de estos caninos, este era un algo más grande, con orejas desproporcionadas que caen sobre su rostro, con las cuales emite un fuerte sonido. Y sus patas terminan en forma de pezuña. Se dice que suele caer enfermo los sábados, al acabar la metamorfosis, víctima de su dieta a base de excremento (un asco, lo es).

 Antiguamente para romper el hechizo había que dispararle con una “Bala Bendecida”, aunque nunca se lo encontraría transformado, sino en su forma humana. En la actualidad el presidente debe apadrinar al niño para romper la maldición. De hecho en Argentina el presidente Perón, en el año 1973 ordeno la “Ley de padrinazgo presidencial” (Decreto Numero 848), el cual el séptimo hijo de una pareja debía ser apadrinado por el presidente de la nación. Anteriormente como hasta 1907 esto era algo informal, ya que el primer registro que se tiene es de dicho año

Sobre El Autor

Escritor de poemas, jugador de LoL, futuro matemático, se hacer pizzas… argentino de momentos. Con una parte de mi corazón en Chile.

Artículos Relacionados