El juego competitivo de League of Legends es otro mundo, las personas solo quieren un resultado, la victoria. Todos somos Faker a la hora de jugar partidas Clasificatorias, estando en divisiones como Bronce, Plata, Oro, o Platino. Ese “Todos Somos…” te incluye a ti, a mí, al que no está leyendo, al que solo entro y se salteo esta parte ¡A todos! Lo lógico, es que si eres bueno realmente, no importa en qué circunstancias te encuentres, vas a subir de liga, si no subes es porque no eres tan bueno como crees… siempre hablando que el “Ser buen jugador” tiene aspectos individuales como grupales… lo típico es pensar que no puedes carrear a tu equipo porque tu equipo es peor que el enemigo, aunque ¿Has aportado para mejorar a tu equipo? La respuesta es NO.

 Si te crees tan bueno, aquí te dejo unos errores que podrías estar cometiendo inconscientemente.

  1. Runas y Maestrías.

 Es muy fácil pensar que estas usando las runas y maestrías adecuadas, porque las viste de X persona en YouTube, una guía en una página que buscaste por Google, o porque en el titulo decía “LAS PAGINAS DE RUNAS DE LOS PRO-PLAYER”. Mayormente son incorrectas esas runas, y si te las hiciste tú mismo, puede que tengan de igual forma fallos. Algunas páginas sacan estadísticas muy buenas, que te comparan diferentes estilos de Runas o Maestrías. Hay una página muy buena, que puedes consultar servidor por servidor, llamada OP GG. Puedes buscar algunos jugadores profesionales y mirar. La mayoría usas cosas un tanto “estándar”.

  1. Elección de Campeones.

 Entras a partida, te vas a poner a jugar y Eliges tu campeón ¡Maestro Yi! Tienes 250 partidas con él, y lo eliges frente a un equipo que tiene mucho más efectos de control de masa que el tuyo (eso que todos llaman CC o Crowd Control). No te sale ninguna jugada, tu equipo empieza a fastidiarse contigo, te vas afk farm y termina en derrota la partida. Cuando vas a jugar una partida, al momento de elegir campeones ten en cuenta dos cosas ¿Qué necesita tu equipo? Y ¿Qué va bien contra el equipo enemigo? Hazte esas dos preguntas, no elijas por elegir un campeón que te parece, eres el mejor o muy bueno. Dicho campeón solo ira bien en ciertas ocasiones, no en todas.

  1. Inicio de partida: Ir directo a tu torre.

 ¡Mal! ¡Malísimo! Reprobado… Esto es muy típico, porque la persona esta con el celular, o en Facebook, o en otro mundo ¡Amigo! ¡Estás jugando Ranked! Te estas convirtiendo en el peor enemigo de tu equipo. El jungla Rival a menos que sea Elise, Lee Sin (y solo si son buenos), van a tardar hasta por lo menos el minuto 3 o 4 en realizar un gank. Por lo que puedes usar TU CENTINELA, ese que Por Defecto está ubicado en el 4 de tu teclado, en alguna entrada a la jungla. Si no te demoraste en salir de tu base, deberías llegar al límite de tu jungla, antes siquiera que tu rival pase por la parte del rio.

  1. “¡Soy Nivel 30! ¡A Rankear!”

 No lo hagas… el emparejamiento del juego tiene fallos, además no dispones de los conocimientos necesarios todavía para enfrentar partidas. Por más que lo hagas por diversión, para eso tienes las partidas normales, donde puedes practicar, mejorar, recolectar PI para ampliar tu repertorio de campeones, aprender a jugar diferentes líneas y entender mejor el juego.

  1. Seguir Guías.

 La mayoría de las guías, sean sobre objetos, campeones, enfrentamientos. No abarcan todos los contextos de las partidas ¿Por qué? Imagina que juegas dos partidas, una seguida de la otra. En ambas te enfrentas a una Diana, a la primera le ganas sin problemas con tu campeón, mientras que la segunda te deja fuera de la partida, en términos que todos entendemos, te da una paliza ¿Qué fallo? ¿Cómo puede pasar esto? Simple, la experiencia es algo que te ayuda a saber cómo enfrentar al campeón rival, sabiendo cuáles son sus habilidades y como puede perjudicarte hasta cierto punto de la partida, va a saber neutralizar tu juego, siendo agresivo en el momento más indicado ¡Infórmate!

  1. Tus mains.

 Siempre es recomendable usar personajes con los cuales sepas jugar, te sientas cómodo. Pero esos personajes no siempre van a tener estabilidad. Recuerda que League of Legends es un juego que es modificado constantemente, mientras unos campeones bajan otros suben. Por lo que, aunque manejes muy bien un personaje, otras personas con solo hacerlo bien con campeones que estén dominando en el meta-game podrán hacerte pasar muchos malos ratos.

  1. ¡Infórmate!

 El juego está en constante cambio, los parches que salen modifican todo y dan giros a lo que conocemos como “El Meta”. Infórmate sobre estos cambios, lee y fíjate cómo influye sobre los campeones que juegas. Aprende a jugar lo que esté más fuerte, ya no por moda, sino para poder subir. Hay personajes que si sabes dominarlos, las personas no sabrán enfrentarse a ti, aunque ojo esto solo ocurren con algunos personajes. No te quedes con lo que te diga una sola página web, busca diferentes puntos de vista. Aprende los objetos, lo que hacen, en que situaciones usarlos, como armarte en situaciones de desventaja y ventaja.

Sobre El Autor

Escritor de poemas, jugador de LoL, futuro matemático, se hacer pizzas... argentino de momentos. Con una parte de mi corazón en Chile.

Artículos Relacionados