Koe no Katachi, conocida también como A Silent Voice o Una Voz Silenciosa, es una película animada de Japón la cual trata un tema muy delicado en esta época, el Bullying. Dirigida por Naoko Yamada, su guion fue escrito tanto por Reiko Yoshida como Yoshitoki Ōima, esta última es la creadora del manga en el cual se basa la historia.

 No es una película que haya visto en algún sitio, su sinapsis me llamo la atención y quise verla de repente. No estaba en mis planes de hecho. Hoy les escribo porque viéndola, logro algo que muchas películas de los últimos años que he visto no lograron. Me hizo atravesar por una serie de sensaciones, sentimientos, diversas emociones… llevándome desde la molestia por algún que otro comportamiento, el enojo, la alegría, al borde del llanto (lo siento, no soy de llorar con las películas pero aprecio que me emocionen).

 Su historia cuenta la vida de una niña llamada Shōko Nishimiya, quien se encuentra con Shōya Ishida quien no le presta mucha atención cuando ella hace su presentación, hasta que, en un cuaderno Nishimiya comenta la clase que es sorda. Él niño hará pasar un mal rato a ella, haciéndola pasar un mal momento en su vida al acosarla… este es mi resumen, la historia sigue, va mas allá y nos muestra un mundo, en nuestra sociedad, que a veces omitimos.

 

 

 Para finalizar, la película me encanto en varios aspectos, es muy recomendable no solo por la historia, la música, la evolución de los personajes, hay escenas muy bonitas que te dejaran impresionado desde lo artístico. En fin ¡Véanla! No se van a arrepentir.

Sobre El Autor

Escritor de poemas, jugador de LoL, futuro matemático, se hacer pizzas... argentino de momentos. Con una parte de mi corazón en Chile.

Artículos Relacionados