No siempre se puede ganar ¿Cierto? A veces somos entusiastas de ir a por todo y no queremos resultados negativos. En League of Legends solo hay dos resultados dentro de una partida… Ganas o Pierdes… los torneos pueden estar hechos para que un empate solamente sea cuando en encuentros al mejor de 2, cada equipo gana una partida. Aunque en los mundiales, llega un punto que si pierdes, estas fuera. Aunque muchos vemos y decimos “Este equipo juega mal…”; “Los coreanos van a ganar de nuevo”; “TSM puede dar pelea este año y llegar lejos…”. Todo esto que podamos decir, realmente no lo podemos respaldar con argumentos que verifiquen que realmente ese equipo juega mal… o nunca nos explicamos ¿Por qué ganan los coreanos?

 La realidad es que hay personas, cerebros, genios que pueden hacer que equipos como el Fnatic que llego a Semifinales se marque un 18-0… o que hoy G2 tenga los mejores planteamientos de Europa para afrontar partidas. Hoy vamos a hablar de un genio en particular… vamos a hablar del “Cerebro detrás del Dios”… Kkoma.

 En sus inicios en los deportes electrónicos, Kim “Kkoma“ Jung-gyun, se dedicaba a jugar Starcraft 2 y su nombre era LittleBoy. Luego de intentar clasificar a la GSL Code A y fallar, dejo este juego de estrategia de lado y comenzó su carrera en League of Legends como jungla de un equipo llamado StarTale. No hay muchos datos acerca de su carrera como jugador. Aunque su carrera como Coach empezó luego de que abandono el equipo en el cual jugaba.

 En 2012 se une a SKT T1 como coach del equipo, en ese tiempo el LoL recién empezaba a levantar interés de la región asiática, donde realmente explotaría un fanatismo y pasión en 2013 donde aquel equipo donde empezaba a sonar un nombre llamado Faker empezaba su historia de grandeza.

 Como títulos y logros, este Coach puede darse el lujo de haber obtenido TODO: 3 mundiales, 1 MSI, 1 IEM, ganar reiteradas veces la LCK. Aunque sus mayores logros los tiene con lo que hace día a día con sus jugadores, disciplina, estrategia, ambición, inteligencia, respeto. Se denomina a sí mismo como el mejor coach del mundo y tiene con que demostrarlo. Personas como Faker, o MariN, o hasta el mismo Huni con sus elecciones particulares en el carril superior, han sido domesticados a tal punto de que todos tienen que tener un sentido dentro del equipo. Nadie juega lo que quiera porque sí. Hay que tener mucha personalidad para decirle al mejor jugador de todos los tiempos de LoL “Hoy juegas Lulu”, y él va y lo juega. Se habla mucho de sus formas, comentan que es muy rígido a la hora de entrenar. Hay una anécdota luego del 3er mundial que ganaron, donde los jugadores pidieron vacaciones y él les dio 2 días.

 Hoy creo que su mayor desafío ya pasó. Haber reconstruido un equipo para sacarlo nuevamente campeón del mundo. Recordemos que en el 2014 SKT T1 no participo del mundial, sin embargo los siguientes años estuvieron presentes. Dos veces se atrevieron a ponerle suplente a Faker, siendo este remplazado en algunas partidas (como en la final del MSI que jugo Easyhoon y todos preguntándonos ¿Qué le paso al Dios?). Hoy en dia, nadie tiene el lugar asegurado en SKT… de hecho cada uno de los jugadores titulares tiene detrás un suplente (con excepción de Bang, el Tirador).

 Es el entrenador más ganador de la historia del LoL, según cuentan sus campeones favoritos son Riven y Shyvana. También dijo que si ganaban el mundial en el 2016 quería un aspecto del pequeño Teemo para él (quizás este año tengamos 7 aspectos del campeón de los mundiales). Bicampeón, guapo, inteligente, ambicioso, estratega, pudo dominar la pasión de Huni por jugar campeones que él consideraba divertidos, haciéndolo una pieza clave del equipo… con 31 años Kim es, sin duda, una de las mentes más brillantes del juego. Es el Cerebro detrás del Dios.

Sobre El Autor

Escritor de poemas, jugador de LoL, futuro matemático, se hacer pizzas... argentino de momentos. Con una parte de mi corazón en Chile.

Artículos Relacionados

  • Jesús Manuel Pérez Rovallo

    Pues, te falta mejorar un poco la redacción sin ánimos de ofender, es normal que haya fallos en eso. Y en cuanto al artículo de Khoma como tal, me duele un poco que Huni se haya ido a SKT, sabía que eso le iba a pasar cuando quedase bajo la dirección y disciplina de ese coach, por eso ellos nunca serán mi team favorito, no busco perfección en un equipo, quiero ver algo que me divierta más que algo tan mecánico ya que a fin de cuentas eso es lo que son, máquinas de ganar.