Este fin de semana fue el Black Friday en Steam. Como ya se imaginarán, aproveché los descuentos y me llené de bastantes juegos.

Antes de comprar mis juegos, hice mi lista de deseados y la compartí con mis amigos. Fue en ese momento en el que mi dúo vio que puse Don’t Starve (un juego de survival) y me sugirió que mejor compráramos el Don’t Starve Together que trae dos copias y es multijugador. Accedí y es aquí donde la historia comienza.

Como he mencionado anteriormente, no soy una chava que tenga mucho tiempo en el mundo de los videojuegos. Todos los días aprendo algo nuevo sobre la comunidad y sobretodo acerca de diferentes tipos de juegos. Este fin de semana tuve mi primer contacto con los juegos de survival.

Un juego de supervivencia es un juego de acción ubicado en un open world con el mínimo de recursos. El objetivo es conseguir recursos, herramientas e ir construyendo y trabajando con el fin de sobrevivir lo más posible. Suena un poco tedioso pero la realidad es que son muy entretenidos y excelentes timekillers.

Cuando empecé a jugar, realmente no tenía ninguna expectativa en mente. Lo único que buscaba era divertirme.

Lo logré.

Al principio estaba muy confundida porque no estaba segura qué debía hacer. Recordé mis 10 minutos de tutorial de Minecraft y algunas cosas tuvieron sentido. Puse manos a la obra y mi amigo y yo empezamos a recolectar nuestros recursos. Pasó una noche y sobrevivimos sin problema. La segunda noche es otra historia…

Seguimos en nuestra recolección de víveres. Cazamos muchos conejos, tenía bayas y semillas, lo suficiente para sobrevivir. Mi amigo me había donado todas sus rocas para que yo hiciera la fogata un nivel más avanzada. Tenía el material, seleccioné el ítem que quería crear, quedaba poco tiempo para la noche y… morimos. Nunca le di la orden de construir el ítem, así que nos alcanzó la noche y me mataron. Después mataron a  mi amigo. Fue divertido.

Él no lo vio así.

Después de 5 minutos de risas y reclamos, iniciamos de nuevo la aventura. Escogimos personajes diferentes y trabajamos un poco mejor en equipo. Cuando me di cuenta, ya había pasado una hora y era momento de ir a dormir (en el mundo real). Me fui satisfecha y con ganas de seguir jugando. Creo que todo juego que te deje esa sensación ha logrado su cometido: engancharte.

Don’t Starve Together es un juego multijugador online con unos gráficos que recuerdan al estilo de Tim Burton. Un juego 100% recomendado para convivir con tus amigos y desarrollar el trabajo en equipo. Definitivamente pasarás horas de plática y diversión.

Sobre El Autor

Arquitecta |Fotógrafa de día |Gamer de noche |Escritora en el intermedio |México

Artículos Relacionados

  • Shiro

    lo se, es una belleza de juego mas todos sus DLC aunque el together también vendría siendo uno de sus DLC pero Online para el disfrute en grande.

    • Nicks Lh

      Siii, iba a probar el primero y fue que me convencieron a comprar el Online, una buena decisión.