Una terrible noticia nos deja muy claro que la industria de los videojuegos no es distinta a las demás. A través de un comunicado del departamento de policía de Seattle, Estados Unidos, se confirmó el arresto de Jess Cliffe, uno de los creadores de Counter Strike. Según un informe publicado por el portal Kotaku, Cliffe fue detenido por un delito grave que involucra explotación sexual de un menor de edad. La detención ocurrió el día de ayer por la mañana. El mismo día por la tarde, ya la noticia inundaba internet.

Ante las graves acusaciones, Valve decidió suspender a Cliffe de su puesto de trabajo hasta que aparezcan más detalles que ayuden a aclarar la situación. Una terrible noticia que afecta no sólo al acusado, sino a la compañía que lo apoyó durante tanto tiempo. Por el momento, el informe de la policía indica que se le negó la libertad bajo fianza. El día de hoy Cliffe declarará ante un tribunal, por lo que se espera que, para la próxima semana, ya se tenga una idea más clara del destino que le depara al desarrollador.

Sobre El Autor

Escribo sobre videojuegos, esports & streamers. Venezolana♡ viviendo en Barcelona, ES.

Artículos Relacionados