“Las batallas más arduas se libran en la mente”

Hellblade: Senua’s Sacrifice fue desarrollado por la compañía Ninja Theory. En un principio me llamo mucho la atención sus buenos gráficos y la introducción de una mujer (Senua) adentrándose en un lugar lleno de muertos, con voces en su cabeza, y un ambiente tétrico con el objetivo de salvar el alma de su amado y así enfrentar también sus miedos.

Finalmente me decidí a jugarlo y a medida que la acompañaba a ella en su viaje, pude experimentar todo aquello que nunca tuve muy claro y que es “¿qué es la psicosis?”. Esto último,  está muy bien logrado por parte de la compañía, ya que contaron con muchos especialistas en el tema y también con pacientes para poder informarse bien y que nosotros podamos experimentar y entender aquello lo mejor posible.Las voces son un tormento durante todo el juego y muchas veces no son muy agradables… en realidad la mayoría de las veces, aunque uno las llega a querer mucho cuando nos dicen que tenemos un enemigo atrás. Pero solo te atormentan las voces, también son los recuerdos,  la oscuridad de la que no puede librarse, de todo lo que tiene que enfrentar para avanzar.

En cuanto a su jugabilidad, es sencilla pero si te pone algo nerviosa cuando salen demasiados enemigos y sientes que estas luchando desde hace siglos. Los bosses del juego tienen un diseño que al principio me dieron terror, poniendo como principales a Valravn y Fernin. En el tema de los puzzles, puede ser que hayan algunos difíciles de encontrar, pero no es el fin del mundo. Los escenarios me fascinaron, tienen una muy buena ambientación y la música ayuda aun mas a adentrarte en ese mundo que te cuenta “las historias del norte”  a través del Lorestone´s, sobre la mitología nórdica.

Para finalizar, quiero decirles que les recomiendo mucho este juego. Se nota demasiado la dedicación y el amor que pusieron Ninja Theory al hacerlo, ponerte en la piel de Senua y sentir todo por lo que pasa y todo lo que hace para recuperar el alma de su amado es algo que simplemente me rompe el corazón, y que crea una empatía enorme hacia ella.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados