LOGLA es una comunidad multicultural. Pertenecer a varios países nos permite conocer nuevas tradiciones. Acercándose las fiestas de disfraces y los dulces, quiero platicarles de las tradiciones que tenemos en México y en mi estado: Yucatán.

Gracias a la globalización, octubre se ha vuelto un mes de terror, de Halloween, disfraces, dulce o truco y muchas tradiciones originarias del vecino de arriba. Hoy voy a compartirles una pequeña pero muy importante tradición mexicana (porque hay que promover a Latinoamérica): el Hanal-Pixan (pronunciándose Janal Pishan).

Primero lo primero. Los días 1 y 2 de noviembre en México se celebra el día de los Santos Inocentes y Todos los Santos (sé que estamos en octubre, pero queda bien platicarles un poco). Básicamente le hacemos una fiesta a nuestros muertos. En mi país, la muerte no es algo triste, es un nuevo camino. Desde antes de la conquista española, los aztecas, los mayas, los olmecas y todas  las culturas indígenas siempre han visto la muerte como algo más en la vida. La muerte es algo muy natural y en México la festejamos.

Es por esto que le celebramos a nuestros muertos. Creemos que ellos regresan a saludar una vez al año. En muchos estados como Oaxaca o Guanajuato se hacen paseos y se visitan los cementerios y panteones. Se cocina para los muertos, se decora con flores de cempazúchitl y se hacen altares.

En Yucatán, tenemos el Hanal-Pixan o comida de almas (en maya). ¿En qué consiste el Hanal-Pixan? Es el periodo en donde se celebra a los difuntos con ofrendas de comida y bebidas, una mezcla de elementos mayas y cristianos. En estos días se preparan los altares. Estos constan de varios niveles con la foto del difunto, flores, velas, cruces y detalles que pertenecían a la persona.

Ya sea su libro favorito, algo representativo de sus actividades favoritas o su trabajo, los altares se llenan de objetos para que el difunto regrese y reconozca su camino. De la misma manera, se acostumbra llenar los altares con comida, la comida favorita del difunto, bebidas, dulces y demás. La foto nunca puede faltar. Es así como recordamos a los que se fueron, es así, como les demostramos que todavía pensamos en ellos.

Dato curioso: el Hanal-Pixan se celebra en el periodo del 30 de octubre al 2 de noviembre. El 30 se hacen los altares para los niños, el 1 de noviembre para los adultos y el 2 para todas las ánimas. Mucha gente acostumbra a dejar un altar sin foto para todos aquellos difuntos que no tienen a dónde ir o alguien que les haga un altar. Todos son bienvenidos.

En las escuelas se hacen concursos, la misma ciudad fomenta esta tradición y hace eventos. En lo personal, es de las tradiciones más bonitas que tiene mi México y es mi favorita. Es así como nos reímos de la muerte y recibimos con brazos abiertos a todos nuestros seres queridos que extrañamos. Me gustaría mucho saber ¿qué tradiciones tienen en su países?, espero nos cuenten y compartan sus opiniones y experiencias.

Sobre El Autor

Arquitecta |Fotógrafa de día |Gamer de noche |Escritora en el intermedio |México

Artículos Relacionados