A pesar de que el 47% del público gamer son mujeres, la industria de los videojuegos está formada por tan solo 22% de ellas. Son muchas las razones por las que esto sucede. Entre ellas está el desconocimiento, el miedo al rechazo y la falta de educación a las chicas más jóvenes. Muchas mujeres y niñas deconocen la posibilidad de hacer carrera haciendo videojuegos, incluso cuando se trata de un mundo con un sinfín de posibilidades.

A comienzos de este año, la desarrolladora de videojuegos Runaway inició la campaña de twitter de #GirlsBehindTheGames, para visibilizar a las miles de mujeres que, día a día, trabajan creando juegos. El hashtag recopiló testimonios de mujeres dedicadas al sector en todo tipo de áreas -desarrollo, arte, localización, guión, streaming, marketing, periodismo- y de muchas partes del mundo.

Con esta iniciativa se espera no sólo dar a conocer el gran trabajo que hacen tantas mujeres de la industria, sino inspirar a miles de niñas a tener una carrera en el mundo de los videojuegos. Como dije antes, existe mucho desconocimiento. Muchas niñas ni se imaginan que realmente pueden dedicarse a esto. Poco a poco, se han ido creando talleres y charlas para niñas y adolescentes con el fin de motivarlas a desarrollar videojuegos. Sin embargo, no se trata de una tarea fácil. Muchas iniciativas han recibido constantes ataques y criticas de parte de personas que no creen que las mujeres deban ser incluidas en la industria.

Quiero creer que con la educación necesaria, la visibilización que se está dando a las mujeres y el constante apoyo de unas a otras, algún día podremos formar parte de esta industria sin que ser constantemente cuestionadas. Que se nos vea por nuestro talento y esfuerzo, y no por el hecho de ser hombre o mujer. No tengas miedo de intentarlo. Muchas lo han conseguido, y vale la pena.

Desarrollo de personaje publicado con el hashtag

#GirlsBehindTheGames