Es viernes en la noche, decides que quieres una noche tranquila y abres Netflix. Cuando te das cuentas, ya pasaron 4 horas y no has decidido qué película ver. Pasas más tiempo escogiendo una película que en verdad disfrutando tu noche de películas.  Este proceso tortuoso es el mismo  que casi todo gamer pasa cada vez que decide que va a jugar algo nuevo.  Ahora les nombraré las fases por las que pasamos (en mi opinión) todos al escoger un juego.

  1. La Iniciación

Todo empieza con la frase de: no sé qué jugar. Terminas todos los 20 juegos de tu librería de Steam (sí como no) y te sientas frente a la consola o PC y no sabes qué jugar. Es en ese momento cuando empieza tu travesía para la elección de tu próxima aventura.

  1. La Investigación

Como no puedes empezar desde cero, activas el modo investigador. Entras a páginas de internet, tiendas y foros. Revisas qué juegos nuevos han salido y cuáles son populares. Si eres hipter buscarás la lista indie con música alternativa. Al final llegarás con tus amigos y les pedirás su opinión y te confundirán más.

  1. El struggle

Poco a poco ves cómo tu wishlist de juegos empieza a crecer. Y la verdadera pregunta aparece: ¿qué tipo de juego quiero jugar? La realidad es que entre MMO, RPG, MOBA, FPS, de plataformas; los juegos nos introducen a un mundo de opciones para elegir. Obviamente, en tu lista tienes todos y cada una de esas opciones (o la mayoría, dependiendo de tus gustos). El verdadero struggle comienza en este momento. Una vez que tienes la lista, debes elegir el juego basado en lo que se te antoje jugar.

  1. La negación

Con tantas opciones, tal vez lo mejor sea no jugar. Es con esto que pasamos por la etapa de negación. Nos rehusamos a decidir por un juego, son tantos que la elección parece imposible.

  1. La Decisión

Llegó la hora de la verdad. Como buen gamer que eres vas a terminar decidiéndote por un juego y con otros 30 en cola. Al final, lo importante es que lograste satisfacer tus ganas de jugar por el día de hoy (o las horas), ya sea con un juego nuevo o algún clásico que vive en tu corazón.

Sin importar la manera en la que llegaste a la decisión sabes que en el momento en que ese juego acabe volverás a pasar por el mismo proceso. A pesar de cuánto sufrimos, somos felices de hacerlo de nuevo con el fin vaciar y llenar nuestra lista una y otra vez.

Sobre El Autor

Arquitecta |Fotógrafa de día |Gamer de noche |Escritora en el intermedio |México

Artículos Relacionados